Dos herramientas baratas que todo Geek domótico debería usar

    • Pequeña review de dos herramientas sencillas y baratas que uso a diario para instalar módulos domóticos ocultos con seguridad y comodidad.

    La domótica DIY requiere de algunos conocimientos básicos de electricidad, especialmente para la instalación de módulos «ocultos», así como el uso de algunas herramientas por nuestra propia seguridad y también para instalar mejor y más rápido.

    En este nuevo artículo de Domótica Doméstica os quiero hablar de dos herramientas básicas, sencillas y baratas que todo apasionado por este mundo de la domótica DIY debería tener y usar a la hora de instalar módulos ocultos.

    No se trata de herramientas profesionales caras, pero sí de «utensilios» que marcan la diferencia a la hora de hacer instalaciones limpias, seguras, duraderas y fiables.

    Crimpadora y detector de tensión

    Terminales de cableado y crimpadora

    Es muy conveniente usar terminales en los cables a la hora de cablear módulos domóticos. Evitan cortocircuitos y también que se deshilachen los cables con el tiempo o al mover los módulos después de su instalación. Por tanto, son sinónimo de seguridad, fiabilidad y durabilidad.

    Terminales de cableado

    Os recomiendo encarecidamente su uso. Pero para poder usar terminales de cableado, hay que tener una crimpadora adecuada, es decir una especie de alicates que permiten poner correctamente los terminales en los cables antes de cablear el propio módulo.

    Crimpadora para terminales de cableado

    Cuando hayáis probado los terminales de cableado, no querréis instalar ni un solo módulo oculto sin ellos.

    Podéis encontrar los terminales de cableado y la crimpadora adecuada tanto en grandes superficies de bricolaje como en Amazon, en estos enlaces (son sólo unos ejemplos):

    Detector de tensión

    Para instalar módulos domóticos ocultos, se necesita mínimamente un buscapolos (los hay desde 1 euro en cualquier ferretería que se precie) para cablear correctamente fase y neutro.

    Un buscapolos es un valor seguro, siempre viene bien tener uno a mano. Además, no sólo permite encontrar la fase con seguridad sino también atornillar los cables en el módulo (con sus terminales, jeje).

    Pero si queréis ir un poquito más allá, sin hablar de comprar un polímetro o herramientas profesionales, existen en el mercado detectores de tensión sin contacto, que permiten saber si en un enchufe hay tensión o no, dónde está la fase, e incluso detectar la presencia de cables electrificados en paredes no gruesas o falsos techos.

    Detector de tension

    Yo uso uno muy barato (menos de 6 euros) de la marca KPS (el de la imagen superior). Lo podéis encontrar en ferreterías, grandes superficies de bricolaje e incluso Amazon, en el siguiente enlace:

    Este modelo es sin contacto, es decir que es totalmente seguro ya que no tienes que hacer contacto con ningún cable para que detecte tensión. Funciona con dos pilas AAA de 1,5V. Se enciende con una pulsación corta en el pulsador situado en la parte superior. Si acercamos el «lápiz» a un interruptor o una pared que tenga en su interior un cable electrificado con una tensión comprendida entre 90 y 1000 VAC (50/60Hz), empieza a pitar lentamente. Si acercamos el lápiz a la fase, pita de forma más rápida.

    Además, está equipado con una pequeña luz que se enciende también con el pulsador, y que puede ser muy útil a la hora de alumbrar una zona un poco oscura.

    Os pongo un pequeño vídeo para que veáis cómo se usa:

    Lo dicho, por muy poco dinero podemos trabajar con más comodidad, más seguridad y hacer trabajos más limpios y duraderos. Os animo a usar este tipo de herramientas.

    Philippe

    Madrileño de adopción. Tecnófilo. Podcaster. Obsesionado por la domótica. Y unas cuantas cosas más, casi todas buenas. Keywords: viajes, libertad, amistad, amor, tecnología, pasión, equilibrio...


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *