Probamos la bombilla ZBulb de Domitech

    • Prueba y análisis de la bombilla LED Z-Wave Plus de Domitech, controlable a través de un controlador domótico Z-Wave y de un interruptor mural convencional.

    Las bombillas LED Z-Wave ya no son novedad. Existen varios modelos en el mercado y hemos probado varias en Domótica Doméstica, como la bombilla de Zipato y el modelo equivalente de Aeotec, ambas RGBW.

    En nuestro artículo de hoy, vamos a probar y analizar en profundidad la bombilla llamada ZBulb de la marca Domitech, que no es RGBW en este caso, sino de luz blanca únicamente, y con protocolo Z-Wave Plus.

    Lo interesante de esta bombilla de Domitech, como vamos a ver en este post, más allá de su precio, es que se puede controlar tanto desde un servidor domótico compatible como desde un interruptor mural convencional, a diferencia de los modelos que conocíamos hasta la fecha. Pero tiene truco, magia no hace. Vamos a ver cómo lo consigue…

    Bombilla LED ZBulb de Domitech

    Presentación del producto

    La bombilla ZBulb de Domitech viene en una elegante caja de cartón, perfectamente protegida en su interior entre varias solapas del mismo material.

    La caja contiene también unas instrucciones en inglés que te puedes descargar aquí.

    Su aspecto externo es el de una bombilla LED convencional, como las que estamos ya acostumbrados a ver y a comprar.

    Nada más que señalar. Podríamos decir que por fuera es una bombilla LED totalmente normal, sin nada destacable.

    ZBulb de Domitech

    Características de la bombilla ZBulb de Domitech

    Como hemos comentado, se trata de una bombilla LED regulable en intensidad, con protocolo domótico inalámbrico Z-Wave Plus. La luz que emite la bombilla es de color blanco cálido, siendo la temperatura de color de 2700K. Yo soy muy reacio a las bombillas LED de color blanco frío y tengo que decir que ésta no me desagrada en absoluto, si bien al 100% de intensidad a mi personalmente me gustaría más con una pizca más de “amarillo”.

    Como toda buena bombilla LED, su consumo es muy bajo, concretamente de 9W en este caso, a pesar de lo cual nos proporciona una luminosidad equivalente a la de una bombilla de incandescencia de 60-65W aproximadamente (806 lúmenes).

    Un dato importante es el casquillo con el que viene equipado la ZBulb. Se trata concretamente de un casquillo E27, es decir de rosca grande, para entendernos.

    Bombilla Domitech con casquillo E27

    Según el fabricante, esta bombilla tiene una vida útil de 25.000 horas, lo que equivale a casi 22 años con un uso diario de 3 horas.

    Otra característica interesante es que la bombilla memoriza el nivel de regulación que tenía antes del último apagado.

    Tiene varios parámetros de configuración que sirven, entre otras cosas, para deshabilitar precisamente esa función de memorización y ajustar otros comportamientos de la bombilla (progresividad del encendido y velocidad de dimmerización).

    Modo de inclusión/exclusión en controlador domótico

    Uno de los puntos positivos de esta bombilla es su facilidad de inclusión en una red Z-Wave, cosa de la que, como sabemos, no pueden alardear muchos periféricos Z-Wave.

    En el caso de esta bombilla de Domitech, el proceso de inclusión es el siguiente:

    1. Ponemos el interruptor mural o de cable de la lámpara donde vayamos a instalar la bombilla en posición OFF (apagado).
    2. Enroscamos la bombilla en el casquillo de la lámpara.
    3. Ponemos nuestro controlador domótico en modo inclusión.
    4. Ponemos el interruptor mural o de cable de la lámpara en posición ON (encendido).

    Ya está. En cuanto ponemos el interruptor en ON, sin hacer nada más, el controlador domótico detecta e incluye la bombilla, y ésta lo confirma con un parpadeo momentáneo. Realmente muy sencillo.

    El proceso de exclusión es idéntico, sólo que poniendo el controlador en modo exclusión (cuidado pues en el futuro de no poner el interruptor de la bombilla en ON justo después de poner el controlador en modo exclusión con el objetivo de excluir otro periférico, porque excluiríamos la bombilla).

    Bombilla Domitech en eedomus

    Compatibilidad con controladores domóticos Z-Wave

    Como habréis adivinado por la foto superior, la bombilla ZBulb de Domitech es totalmente compatible con el controlador eedomus Plus, el cual nos crea automáticamente durante el proceso de inclusión todos los valores necesarios para encenderla, apagarla y regular la luz en intensidad.

    Por lo que sabemos, esta bombilla es compatible con una amplísima gama de controladores Z-Wave y Z-Wave Plus, aparte de eedomus, como los controladores de Fibaro (v3 y v4), Vera (UI7), Zipabox, Jeedom… Hasta donde sabemos, la única excepción es Domoticz, que parece que de momento no ofrece compatibilidad con ZBulb.

    Dombilla Domitech en controlador Fibaro con V4

    Control de la bombilla desde el interruptor mural

    Como anunciábamos al principio de este artículo, esta bombilla de Domitech puede ser controlada no sólo a través de un controlador domótico Z-Wave compatible, sino también desde un interruptor mural convencional, a diferencia de las bombillas LED Z-Wave de Zipato o Aeotec, por ejemplo.

    Hay que recordar que los periféricos Z-Wave deben recibir alimentación eléctrica de forma constante para poder estar en comunicación permanente con el controlador domótico.

    Por tanto, hasta ahora, cuando instalábamos una bombilla LED Z-Wave, teníamos que dejar el interruptor mural o de cable en posición ON (encendido) para que la bombilla recibiera corriente y pudiésemos encenderla, apagarla y regular su intensidad desde el controlador. En caso de poner el interruptor en OFF, la bombilla dejaba de responder a órdenes Z-Wave.

    Esta bombilla de Domitech, no es muy distinta de las otras en el sentido de que también necesita recibir corriente de forma permanente para estar en contacto con el controlador domótico. La diferencia es que es capaz de detectar e interpretar microcortes del suministro eléctrico. Me explico…

    Si la bombilla detecta, estando encendida y recibiendo corriente, que deja de recibir corriente y vuelve a recibirla dos veces en un lapso de tiempo de 2 segundos, entonces se apaga.

    De la misma forma, si la bombilla detecta, estando apagada y recibiendo corriente, que deja de recibir corriente y vuelve a recibirla una vez, entonces se enciende.

    Bombilla Domitech - Maniobra de apagado desde el interruptor mural convencional

    Dicho de otra manera, si estando la bombilla apagada (y recibiendo corriente), pones rápidamente el interruptor mural en OFF y luego en ON, la bombilla se enciende. Y si, estando la bombilla encendida (y recibiendo corriente), pones rápidamente el interruptor mural en OFF y luego en ON por dos veces, la bombilla se apaga.

    Lo importante, por consiguiente, tanto al encenderla como al apagarla con esa maniobra, es asegurarse de que el interruptor mural termina en posición ON siempre, para que la bombilla siga recibiendo corriente en todo momento.

    Ya se lo que me vas a decir, con toda la razón del mundo: esto es un engorro poco intuitivo y antinatural. Cierto, totalmente cierto. Recuerdo cuando era niño a mis padres decirme en más de una ocasión “Niño, deja de encender y apagar la luz así que vas a fundir la bombilla”. Como para desaprender ahora lo que nos costó aprender hace años y años con alguna que otra reprimenda.

    Por otra parte, una maniobra así, por mucho que se la expliques a los demás miembros de la familia, seguro que terminan pasando de ti porque no entenderán nunca porque hay que hacer tanto lío ahora para encender y apagar una luz cuando simplemente dándole a la tecla una vez funciona todo como siempre. Y a ti luego te entrarán los 7 males del geek cuando compruebes que tu controlador ya no es capaz de encender la dichosa bombilla.

    SOLUCIÓN: PULSADOR SIEMPRE CERRADO

    Existe una manera de cumplir a rajatabla con el Woman Acceptance Factor sin renunciar por ello a controlar nuestra bombilla desde el controlador domótico, que es de lo que se trata.

    Si, en vez de usar un interruptor, sustituimos éste por un pulsador de tres contactos, es decir un pulsador de esos que, mediante el cableado adecuado, dejan pasar la corriente cuando están en reposo y la interrumpen sólo cuando pulsamos, ya tenemos la solución.

    Como digo, esos pulsadores tienen 3 contactos: el común más un contacto etiquetado como “NC” (normalmente cerrado) y otro contacto etiquetado como “NO” (siglas en inglés de normalmente abierto).

    Cableado de pulsador normalmente cerrado

    Con esta configuración, conseguiremos algo que es imprescindible, como hemos visto antes, es decir que nuestra bombilla reciba corriente permanentemente y por tanto la podremos encender, apagar y regular sin problema alguno desde nuestro controlador domótico.

    Pero además, será posible controlar la bombilla (sólo encendido y apagado, no la regulación) desde el pulsador mural de forma mucho más intuitiva que en la maniobra que describíamos antes, que cualquier miembro de la familia podrá aprender muy rápidamente.

    Una vez instalado nuestro “pulsador invertido”, podremos encender la bombilla con una única pulsación, y la podremos apagar con una doble pulsación. Realmente sencillo y rápido de interiorizar, como digo, sin que nos cueste ser declarados persona non grata en nuestra propia casa (cuidado con no pulsar y soltar cuatro veces seguidas en 4 sec. ya que esa maniobra tiene como efecto resetear la bombilla de fabrica, o sea excluirla de la red Z-Wave…).

    Conclusiones

    Todo el interés de esta bombilla ZBulb de Domitech radica en la posibilidad de controlarla desde una tecla mural convencional, además de con un controlador domótico, con la condición de usar un pulsador normalmente cerrado.

    Con esa configuración concreta, es una solución de domotización muy sencilla e interesante desde el punto de vista económico, teniendo en cuenta su coste.

    Con un precio de menos de 35 euros, puede ser una opción a tener en cuenta en nuestra casa antes que optar por un módulo oculto dimmer ya que éste, en muchos casos, implica la compra adicional de una bombilla LED dimmable y además de un by-pass, lo que hace que el importe global de domotización de cada punto de luz sea mayor en muchos casos.

    No es exactamente lo mismo, ya que un dimmer oculto permite regular desde la tecla física, pero es una alternativa a tener en cuenta, también desde el punto de vista de la simplicidad de la instalación.

    Si te interesa esta bombilla LED de Domitech, la encontrarás en domboo.es, pulsando en la siguiente imagen.

    Comprar bombilla LED Domitech

     

    Philippe

    Madrileño de adopción. Tecnófilo. Podcaster. Obsesionado por la domótica. Y unas cuantas cosas más, casi todas buenas. Keywords: viajes, libertad, amistad, amor, tecnología, pasión, equilibrio...


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *