Prueba del Power Bank PB-T11 de AUKEY

    • Experiencia con el power bank PB-T11 de AUKEY después de usarlo intensivamente durante el pasado verano, y no sólo para rechargar teléfonos y tabletas...

    Sigo probando y relatando mi experiencia de uso con distintos productos de AUKEY que la marca ha tenido la amabilidad de enviarme y, todo hay que decirlo, que también ha tenido el detalle y el acierto de dejarme elegir.

    Si hace unas semanas os hablaba de un cargador/fuente de alimentación de 3A que me ha dado buen resultado tanto con eedomus como con Jeedom, hoy os quiero hablar de un power bank, sí, habéis leído bien, un power bank, esas baterías externas que sirven para cargar teléfonos, tablets y otros dispositivos.

    Pero no se trata de cualquier power bank, sino de uno potente, ya que estamos, y con la vista puesta, como no podría ser de otra manera, en algún experimento domótico. Os cuento…

    Power Bank AUKEY PT-T11

    Presentación del Powerbank PB-T11 de AUKEY

    Se trata de una batería externa de nada menos de 26.500 mAh, de forma rectangular y color negro, equipada con 2 puertos USB de salida -uno de ellos de carga rápida, pero ninguno USB C-, para cargar gran diversidad de dispositivos, y 2 puertos de entrada para recargar la batería, uno microUSB y otro Lightning (5VDC 2A en ambos casos). Esos 4 puertos están situados en uno de los laterales, en el canto para entendernos.

    En ese mismo lateral, tenemos también 4 leds indicadores de nivel de carga (1 led = 25% de carga, 2 leds = 50%, 3 leds = 75% y 4 leds = 100%), y en la parte superior un pulsador de encendido.

    La batería que contiene este power bank es de polímero de litio y como os decía proporciona nada más y nada menos que 26.500 mAh.

    Puertos del power bank PB-T11 de AUKEY

    Permite cargar/alimentar dispositivos con distintos voltajes y amperajes:

    • Salida USB de carga rápida: 9-12VDC 1,5A / 6,5-9VDC 2A / 5-6,5VDC 3A
    • Salida USB normal: 5VDC 2,4A

    Mide 151 x 84 x 29 mm y pesa -ojo- la friolera de 559 gramos. Se puede decir que es pesado. Lo he llevado conmigo a todas partes el pasado verano y os puedo decir que un power bank de medio kilo se nota en la mochila… Pero es el precio a pagar por tener muchas cargas garantizadas.

    El puerto USB de carga rápida lleva la tecnología Quick Charge 3.0, que según AUKEY carga dispositivos compatibles hasta 4 veces más rápido que una carga convencional. También dice AUKEY que esta tecnología (que es de Qualcomm) es hasta un 38% más eficiente que Quick Charge 2.0.

    Power Bank PB-T11 de AUKEY - Contenido de la caja

    Contenido de la caja

    Este power bank PB-T11 de AUKEY viene en una caja de cartón bastante sobria pero correcta, con los siguientes elementos:

    • Cable microUSB
    • Manual de uso en 6 idiomas, entre ellos el español
    • Una práctica funda de transporte
    • Tarjeta de garantía

    Funcionamiento

    En cuanto al funcionamiento del dispositivo, creo que a estas alturas de la película no hace falta que cuente nada, pero por si acaso:

    • Para cargar la batería del power bank, hay que conectar un cable microUSB o Lightning a la entrada correspondiente, por un lado, y a un cargador de 5VDC 2A por el otro. No tiene ciencia. Aviso que puede tardar mucho en cargarse completamente. En mi experiencia, hasta 8 horas. Es que son 26.500 mAh, repito. Cuando los leds  indican que está cargada al 100% (4 lucecitas fijas), hay que desconectarlo del cargador.
    • Para cargar dispositivos con el power bank, conectamos el cable de carga al dispositivo por un lado y al power bank por el otro, bien al puerto USB de carga rápida si el dispositivo la soporta, bien al puerto de carga convencional. Después, presionamos el pulsador de encendido situado en la parte superior del power bank para que éste empiece a cargar. Una vez completamente cargado nuestro dispositivo, desconectaremos el cable de carga. Vamos, no estoy descubriendo nada de nada.

    Power Bank PB-T11 de AUKEY - Electrónica

    Presionando el botón de encendido del power bank en cualquier momento podemos conocer el nivel de carga restante.

    Un pequeño apunte sobre la carga rápida: no todos los dispositivos (teléfonos, tablets, etc.) soportan la carga rápida. En primer lugar, tienen que ser capaces de seleccionar automáticamente el voltaje y amperaje que necesitan, porque hay que recordar que el puerto USB de carga rápida del power bank proporciona una tensión y un amperaje variables.

    En la web de Qualcomm (propietaria de la tecnología Quick Charge 3.0), podemos consultar la lista de dispositivos que soportan esta carga rápida.

    Precauciones de uso

    Dos cosas importantes en este apartado, aparte de las precauciones normales que hay que tener con cualquier batería: i) para mantener la batería del power bank en buenas condiciones, hay que cargarla al menos una vez cada 3 meses; ii) no hay que cargar dispositivos mientras se recarga la batería.

    Experimentos domóticos

    Si le he pedido a AUKEY un power bank de gran capacidad, no es casual… Tenia en mente desde hace tiempo probar cuánto podría aguantar un controlador domótico tipo eedomus o Jeedom Smart alimentado exclusivamente por una batería externa de este tipo.

    Unos pequeños cálculos habrían bastado para hacerme una idea aproximada, pero quería comprobarlo en vivo y en directo. Así que he conectado a este PB-T11 de AUKEY primero un eedomus+ y después un Jeedom Smart. En ambos casos he obtenido resultados parecidos: el controlador ha funcionado sin problemas durante casi 3 días (concretamente más de 2 días y medio).

    PB-T11 alimentando un Jeedom Smart

    Por tanto, no sirve para alimentar un controlador domótico instalado en un lugar sin corriente eléctrica, porque sólo aguantaría esos 2-3 días, como me esperaba por otra parte.

    En cambio para lo que sí me sirve y lo estoy usando, es para alimentar un controlador domótico durante la fase de realización de una instalación domótica. Me explico: cuanto haces un despliegue domótico de dispositivos conectados a la corriente eléctrica (como módulos ocultos de persianas, luces, etc.), por seguridad debes cortar la corriente desde el cuadro, como mínimo de la línea afectada.

    Pues bien, si cuando cortas la luz para instalar cómodamente y en condiciones de seguridad tus módulos ocultos, el controlador domótico se queda sin corriente también, es un engorro y además no son buenos tantos cortes de suministro eléctrico, sobre todo en controladores que no se pueden «apagar limpiamente», como eedomus.

    Para esas situaciones es ideal este power bank. Te permite alimentar tu controlador y que éste siga funcionando sin problemas, aunque tengas que cortar y subir la luz 100 veces para instalar módulos.

     

    Si te interesa este cargador PA-T18 de AUKEY, lo puedes encontrar en Amazon en este enlace.

     

     

    Philippe

    Madrileño de adopción. Tecnófilo. Podcaster. Obsesionado por la domótica. Y unas cuantas cosas más, casi todas buenas. Keywords: viajes, libertad, amistad, amor, tecnología, pasión, equilibrio...


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *